6 consejos para poner tu organización a punto este verano

Aprovechando que durante el verano la actividad de nuestra organización puede que se reduzca, os queremos proponer una serie de consejos y buenas prácticas para que aprovechéis esta temporada para hacer pequeñas mejoras y revisiones, para estar listos para volver a pleno rendimiento después del verano.

Aprovechando las vacaciones de parte de nuestro equipo, estos meses son los mejores para poder realizar tareas de mantenimiento, instalaciones y mejoras en nuestros equipos y nuestra web sin causar trastornos a los trabajadores y a los usuarios.

  1. Revisa tus servidores y otra infraestructura: limpia tus equipos, servidores y conductos y ordenar cableados.

Durante el año, los equipos acumulan polvo y suciedad, especialmente en conductos de aire y ventiladores, esto puede afectar a su rendimiento y a la larga perjudicar los equipos que pueden sobrecalentarse. Por eso es muy recomendable abrirlos cada cierto tiempo para limpiar los conductos, ventiladores, etc. Podéis utilizar una brocha o un pequeño soplador para hacerlo, o un aspirador en teclados y rejillas (que no tenga mucha potencia).

Es importante también mantener el cableado en orden y comprobar que están en buen estado (sin cables pellizcados o rotos que puedan haber perdido aislante), y que no se concentran un gran número de enchufes en adaptadores que puedan estar viejos o estropeados. Las conexiones a routers y a los servidores también deben revisarse periódicamente y mantener en orden, y el verano puede ser el momento ideal para hacerlo sin desconectar a nadie de su trabajo.

Si necesitáis remplazar cables de red o parte de vuestra infraestructura de servidores, tal vez os puedan servir los productos que CISCO pone a vuestra disposición a través de nuestro catálogo.

 

  1. Actualizar sistemas operativos y programas

Hecha la limpieza física de los equipos, es buen momento para hacer otra a nivel de sistema operativo y programas. Este puede ser un buen momento del año para aprovechar y formatear sus equipos y reinstalar el sistema operativo o actualizarlo a una versión más reciente. Sin llegar a ser tan drásticos, hay otras tareas que podemos hacer para mejorar un poco el rendimiento de nuestros equipos:

  • Eliminar programas que no utilizamos, que instalamos en su momento para probar algo y que nunca más hemos vuelto a utilizar. En nuestro ordenador, todo lo que no suma o aporta nada acaba restando recursos, mejor lo eliminamos.
  • Liberar espacio en disco, con limpieza de temporales, versiones antiguas de puntos de restauración que no vamos a utilizar, etc. Aquí, si tenemos un sistema operativo antiguo, como Windows XP, no está de más hacer una desfragmentación de disco. En toco caso, podemos evaluar si se necesita o no desde las herramientas administrativas.
  • Limpieza de programas que se inician con el sistema operativo, algo que puede ser muy molesto y que muchos programas se atribuyen cuando se instalan. ¿De verdad necesitas que todos se inicien cuando arrancas el sistema?
  • Actualización de los drivers de tu equipo, algo que no solemos hacer, pero que en muchas ocasiones soluciona pequeños bugs o mejora alguna funcionalidad de tu tarjeta gráfica, de red o de tu impresora.
  • Por último, no está de más hacer alguna prueba de rendimiento con el objeto de detectar cuellos de botella y evaluar posibles mejoras. En algunos casos, pueden ser sencillas, como el cambio de un disco duro tradicional por uno SSD, aprovechando que vamos a formatear, mejorar nuestra tarjeta gráfica o ampliar la memoria RAM disponible.

Si os estáis planteando actualizar el sistema operativo de algunos de vuestros equipos, podéis consultar nuestra "Hoja de ruta para actualizar tus equipos" donde explicamos las alternativas que tenéis para entidades sin fines de lucro.

 

 

 

  1. Realizar copias de seguridad de nuestros equipos

La copia de seguridad de los archivos es una de las tareas olvidadas por la mayoría de usuarios. Si no tenemos ya un procedimiento para hacer copias de seguridad periódicos , que se guarde a la vez en varios dispositivos o esté sincronizada con la nube, es el momento de hacer la copia en un disco externo que nos ayude a salvaguardar la información básica en caso de detectarse un problema.

Hoy en día, hay varias alternativas en el mercado como Microsoft 365, Google Drive o Dropbox, que nos permiten sincronizar determinadas carpetas para que se copien en la nube, de manera que en caso de cualquier accidente siempre se mantiene una copia de seguridad en la nube. Consulta nuestra guía sobre como almacenar y proteger nuestra información para saber más.

No obstante, lo mejor es poder hacer copias de todos nuestros equipos, incluyendo configuraciones, para que en caso de cualquier problema podamos recuperar una copia exacta de nuestro ordenador. Para eso, hay soluciones como la de Veritas que nos puede ayudar.

 

  1. Actualizar nuestros antivirus y hacer un análisis completo de nuestros equipos

Otra de las tareas que posponemos durante el año es la de actualizar y revisar la seguridad de nuestros equipos. El verano puede ser un momento perfecto para instalar o actualizar los entivirus en nuestos equipos , y hacer un análisis en profundiad en busca de spyware y otros software maliciosos, para asegurarnos de que no tenemos ningún malware que esté provocando un mal funcionamiento en nuestro dispositivo o creando una posible brecha de seguridad.

Puedes aprender más sobre ciberseguridad y ver las alternativas para entidades sin fines de lucro que tenemos en este artículo.

 

  1. Cambiar las contraseñas de acceso a los servicios

Una práctica fundamental para garantizar la seguridad y que muchas veces no se hace es la de cambiar todas nuestras contraseñas para los servicios a los que accedemos en Internet, de nuestra red WiFi, ordenadores y accesos. Conforme pasa el tiempo, es posible que nuestras contraseñas se hayan podido filtrar, al utilizarlas en distintos accesos, compartirlas en alguna ocasión, etc. Cambiar las contraseñas periódicamente es fundamental para mantener la seguridad de nuestra organización y aprovechando el mantenimiento de nuestros equipos tal vez sea un buen momento.

Si en vuestra organización se manejan un gran número de contraseñas y tenéis que acceder a varias plataformas cada día, os podría interesar una solución como la que propone Okta, un software para gestión de contraseñas que permite crear un inicio de sesión único seguro (Single Sign-On), de forma que solo tenemos que recordar una contraseña, quedando las otras protegidas a través de este software. Podéis leer más aquí sobre Okta.

 

  1. Revisa tu web y tus contenidos.

Durante el verano también se suele reducir el tráfico de personas en nuestra web, y puede ser un muy buen momento para hacer revisiones y mejoras en la web que nos ayuden a mejorar nuestro posicionamiento en buscadores, optimizar la navegación y crear una mejor experiencia de usuario, haciendo que sea más efectiva para vuestra misión. Te recomendamos leer nuestro artículo sobre como mejorar el rendimiento de nuestra web.

También es buen momento o simplemente crear y desarrollar contenido nuevo que pueda aportar valor a tus beneficiarios y donantes después del verano. Si estás buscando herramientas para editar videos y fotografías para crear nuevos contenidos audivisuales en tu web, tal vez te interese saber más sobre Adobe Photoshop y Premier Elements.

X
{link_name} handles all validations and customer service for TechSoup Spain customers. Visit {link_name}arrow